AVANZA EL CENTRO INTEGRADO DE MONITOREO Y CONTROL AMBIENTAL DE ACUMAR

La Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo, realizó la licitación de nuevas estaciones, financiadas con préstamos del Banco Mundial, que tendrán como objetivo ampliar el radio de monitoreo de aire de la Cuenca.

En el marco del proyecto de Desarrollo Sustentable Cuenca Matanza Riachuelo, concluyó la licitación para la provisión, instalación, puesta en marcha, servicios de operación, mantenimiento y capacitación para la operatividad de dos estaciones de monitoreo continuo y automático de calidad de aire para la Cuenca. Este equipamiento está destinado al Centro Integrado de Monitoreo y Control Ambiental (CIMCA) de ACUMAR, que se construirá con el financiamiento de los préstamos BIRF 7706-AR, BIRF 9008-AR, y BIRF 9252-AR del Banco Mundial.

El CIMCA apunta a fortalecer el sistema actual de gestión de la información de datos generados por los equipos de monitoreo e imágenes que ACUMAR ya posee y los provenientes de las nuevas estaciones, que serán integrados en todo el ámbito de la Cuenca. Con esa meta, se prevé la instalación y puesta en marcha de un sistema para la recepción, el registro, la integración, el análisis y la visualización de la totalidad de datos.

La licitación de estos equipos, como la que se lanzará próximamente para las mismas prestaciones de bienes y servicios para el monitoreo continuo y automático de calidad de agua, es realizada por la Unidad Coordinadora General del Proyecto (UCGP) de Desarrollo Sustentable Cuenca Matanza Riachuelo. 

La Autoridad de Cuenca lleva adelante tareas de monitoreo de calidad de aire en distintos sitios de la Cuenca, que tienen como objetivo analizar el estado atmosférico de la región, estudiar su evolución en el tiempo y evaluar el grado de cumplimiento de la normativa vigente, de acuerdo con la Resolución 02/2007.

La incorporación de estos nuevos equipos busca ampliar la capacidad de vigilancia y el radio de cobertura del monitoreo de calidad de aire de la Cuenca, con especial alcance a la zona de Dock Sud, en Avellaneda, y Lanús, dos áreas con alta concentración industrial.

El monitoreo de parámetros ambientales de relevancia cumple un rol clave y transversal a todas las acciones realizadas por el organismo para el logro de los objetivos del Plan Integral de Saneamiento Ambiental.