CON UN ACATAMIENTO TOTAL Y EL APOYO DE LOS SINDICATOS MUNICIPALES, SE LLEVÓ A CABO EL SEGUNDO PARO EN MENOS DE UN MES

Con el apoyo del STML, y ATE Lanús, y con el acatamiento total de la familia municipal, el municipio quedó paralizado, producto de no escuchar los reclamos de sus empleados, y fue una dura resultante, la de vivir en CABA y no saber lo que sucede en Lanús.

Esto comienza cuando se debió abrir las paritarias a principios de este año, que las autoridades contestaron con un decreto donde los municipales obtuvieron un escaso aumento y en cuotas. Más tarde comenzaron las fallas masivas en el sistema biométrico, quedando los sueldos convertidos en migajas, dado que las autoridades consideraban que «los empleados se rateaban en forma masiva a su trabajo». A esto, en vez de revisar si los sistemas estaban caídos, intentaron una «caza de brujas» con los empleados que reclamaban por los injustos ausentes y los descuentos de sueldos. Tuvieron que pasar bastantes días para que admitieran que existía un error en el sistema, y prometieran que devolverían el dinero descontado -que en algunos casos llegaban a un 70 por ciento de los sueldos en algunos sectores, razón por la cual se cree que la caida del sistema no habría sido accidental-.

Más tarde empezaron los escraches, por medio de pasacalles, y llegó la primer movilización, por parte de ATE Lanús, donde el paro no tuvo gran acatamiento pero si hubo una interesante movilización. Acto seguido la titular del Semla le solicito al intendente la reapertura de las paritarias, el cual había aceptado, pero que finalmente terminó en un nuevo decreto de aumento escalonado, y escaso, al igual que el primero. Dicho decreto provocó el rechazo de todos los sindicatos y llegó un segundo escrache, en este caso, el STML empapelo la ciudad con afiches, rechazando el aumento y llegando a la antesala a este paro general, que dejo al municipio paralizado. Y que según cuentan desde algunos sindicatos, «podría repetirse todas las semanas», hasta que el municipio escuche los reclamos.