MAÑANA SE ELEGIRÁ NUEVO DEFENSOR DEL PUEBLO EN EL CONCEJO DELIBERANTE

Mediante una sesión extraordinaria el HCD de Lanús elegirá un nuevo «Defensor del Pueblo». Si bien dicha figura ha dado buenos resultados en los ámbitos nacional, provincial, incluso en CABA, aqui parece que solo es un sueldo para un político y dicho cargo solo serviría para catapultarse luego a otro más importante. Y ya existen polémicas, ya que con la «mayoría automática», que posee el oficialismo local, toda polémica que se pueda discutir acerca de candidaturas se limitará a chicanas que se producirán en derredor de la sesión, pero a la hora de la elección, se podría decir que «el defensor del pueblo ya está elegido». Sin embargo, ese cargo debería ser importante y útil para los vecinos, ya que sería mediador entre ellos y sus problemas. Cosa que hasta el momento, ha ocurrido, poco y nada.

En supuesto, un defensor del pueblo es un cargo que debería ocupar un funcionario que no sea de la misma bandería política que el oficialismo local. Es imposible pensando en que el mismo tiene «mayoría automática» y que votarán lo que les mande «el teléfono rojo». En cuanto a la oposición, en la víspera de un año electoral, tampoco sería muy sano el hecho de nombrar a tal o cual candidato, ya que se usaría tal noble cargo para hacer política en base a los problemas de los vecinos, es decir, poco se arreglaría y bastante polvareda levantaría. Desde la imposición de este cargo -por ley-, se habló de dirigentes de carrera, los cuales ya no estén vinculados a los poderes políticos actuales. Que puedan servir de «arbitros» imparciales entre los problemas y los vecinos. Se habló de recordados dirigentes como el Dr. Genovesi, el Dr. Aramouni, entre otros, gente de gran talla política y sin aspiraciones de otra índole. Que se comprometieran en su cargo y cumplieran con la función que deberían. Sin embargo, Lanús ha sido un distrito que dicho cargo estuvo acéfalo por décadas. Qindimil no quería defensor dado que, según sus dichos, «Quien defendía a los lanusenses era el». Díaz Pérez ignoró los pedidos de diferentes sectores quienes le solicitaban el nombramiento de un defensor. En cambio, Grindetti accede, pero no es garantía que dicho cargo pueda serle útil a alguien, salvo al cristiano que se gane el sueldo durante el tiempo que le dure su mandato. O sea, un funcionario con alto sueldo, una oficina escondida, y un anonimato garantizado.

LOS CANDIDATOS AL CARGO

Mancebo Facundo Matias (Postulación a Defensor del Pueblo)

Cusano Alberto (Postulación a Defensor Adjunto)

Lakota Heran Eduardo Horacio (Postulación a Defensor del Pueblo)

García Julieta Laura (Postulación a Defensora Adjunta)

Lorenzo Ricardo Adrián (Postulación a Defensor Adjunto)

Arias Darío Ramón (Postulación a Defensor del Pueblo)

No obstante, existieron candidaturas que fueron rechazadas por diversos motivos, caso de Benitez Carlos Gregorio (Por no cumplir requisitos de ordenanzas vigenes) y por otros motivos, Lopreiato Antonio, Gorrini Alejandro Jorge, García Erica Nair, Durán Hugo Jorge, Brozon Perla Ivón y el conductor de televisión Luis Ventura.

Es triste saber que lo lanusenses seguirán desprotegidos, a su suerte. Como siempre.